La rehabilitación oral es un proceso de restauración de los dientes, encías y/o dientes severamente comprometidos. El objetivo de esta rehabilitación es devolverle la función completa, estética y armónica a la boca.

  • Por pérdida de dientes por caries o enfermedad periodontal.
  • Dientes fracturados debido a traumas accidentales, como caídas.
  • Dolor muscular, cefalea tensional debido a maloclusión.
  • Desgaste severo de los dientes como resultado de la erosión ácida a largo plazo y la enfermedad sistémica.

Procedimiento de rehabilitación oral

¿Soy un candidato para la reconstrucción oral?

Se tendrán en cuenta varios factores al evaluar sus necesidades y el grado de restauración necesario:

  •  Estado de los dientes y encías de los pacientes.
  • La salud general del paciente, si existe alguna condición médica subyacente para patologías dentales.
  • Capacidad para aceptar cambios físicos y psicológicos.
  • Posibles reacciones alérgicas a los materiales utilizados.
  • Consideraciones financieras

¿Qué tipo de procedimiento se realiza durante el tratamiento?

Dependiendo de los problemas que estemos abordando, la rehabilitación bucal puede incluir casi cualquier tratamiento dental o una combinación de varios procedimientos dentales. Algunos de los procedimientos más comunes que se realizan en el proceso incluyen:

  • Implantes dentales, coronas de implantes y puentes de implantes para restaurar dientes perdidos.
  • Implantes dentales y dentaduras postizas soportadas por implantes, para restaurar la boca sin dientes.
  • Coronas dentales, carillas para brindar mayor resistencia a los dientes debilitados por caries o fracturas.
  • Procedimientos de injerto de encía e injerto óseo para aumentar las áreas donde la encía o el hueso son deficientes.
  • Tratamientos dentales de limpieza profunda y cirugía ósea para la enfermedad de las encías de moderada a grave.